Sobre Nosotros

Alta es arte, misterio y elegancia.

Pero Alta es más que un lugar para quedarse. Alta es su gente porque son ellos quienes harán que tu tiempo aquí sea inolvidable.

OSCAR

Nacido y criado en Salitral de Santa Ana, Costa Rica. Don Oscar es el responsable de Passaghaleh, nuestra Finca. Desde muy joven siguió los pasos de su padre y aprendió a trabajar la tierra. Nuestros caminos se cruzaron hace once años y, desde el primer momento, supimos que habíamos encontrado a la persona adecuada para hacer realidad nuestros sueños de la granja a la mesa. Con más de 40 años de experiencia a sus espaldas, cuida cuidadosamente nuestros cultivos, asegurándose de que cada huésped obtenga una rica muestra de lo que esta tierra tiene para ofrecer, o en sus propias palabras, “el sabor de la Pura Vida”.

ANDRÉS

Andrés empezó a cocinar cuando tenía 17 años. Impulsado por el deseo de probar nuevos sabores, comenzó a abrirse camino en las artes culinarias. Hace cuatro años, se unió a nuestro equipo como sous-chef, pero su creatividad, pasión y atención al detalle pronto lo llevaron al puesto de Jefe de cocina. El don de Andrés con la comida le permite crear platos que combinan lo mejor del mundo gastronómico. Ha creado algunos de nuestros platos más emblemáticos, pero cuando se trata de su favorito, dice que el pescado caribeño está definitivamente en su top 3.

MR. ALEX

Aventurero, encantador y elocuente, Don Alex es el hombre detrás del sueño. Originario de Irán, este emprendedor en serie ha estado creando negocios durante la mayor parte de su vida. Don Alex vino a Costa Rica para iniciar la primera aerolínea carbono neutral en el mundo, ganando en el camino muchos elogios internacionales por sus contribuciones a la naturaleza y el turismo. En 2010 visitó por casualidad el Hotel Alta y su camino cambió para siempre. La arquitectura magistral y los techos particulares le recordaron una época en el sur de Francia, cuando solía pasar sus días caminando y soñando con el futuro. No hace falta decir que se enamoró y desde entonces ha dejado su huella. Particularmente importante para él es el amor por la tierra y un futuro sostenible y es por eso que también compró la finca de café Passghaleh donde cultiva café y muchas de las verduras para el restaurante La Luz. Pero déjelo compartir su pasión por los hoteles boutique, la agricultura orgánica, el arte, la música y muchas historias de sus viajes por el mundo una vez que llegue aquí…
¿Listo para planificar una estadía memorable?